PROYECTO E-WASTE

Proyecto de reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos: economía circular para la sostenibilidad en tres ciudades de Bolivia

OBJETIVO: Desarrollar un modelo de gestión integral de reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

Gracias por tu visita:

00000

COMPONENTE 1

Creación/fortalecimiento de empresas gestoras y operadoras de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (“RAEE”)




Objetivo

Manipular y desmantelar de manera segura los residuos electrónicos y la incorporación de pequeños emprendimientos privados en la gestión integral de RAEE.

Actividades

DIAGNÓSTICAR

La situación de las personas/empresas que operan la gestión de RAEE para implementar un plan de mejoramiento.

ELABORAR

El diseño conceptual del sistema de Gestión Integral de Residuos (“GIR”) de RAEE.

DETERMINAR

Los procesos a implementar en forma segura, generando manuales, protocolos y condiciones para la operación

APOYAR

La comercialización de materiales a ser reciclados tanto en Bolivia, así como los que requieran ser exportados para su tratamiento y disposición final.

GENERAR

Capacidades administrativas, de gestión empresarial y de seguridad industrial en las empresas y emprendimientos, para su sostenibilidad,

CREAR

Un fondo de innovación para promoción de Medianas y Pequeñas Empresas (“MyPE”) en RAEE, al que se podrá acceder a través de concursos.

ASESORAR Y CAPACITAR

A toda la cadena de RAEE, incluyendo a los recicladores informales.

68.154

Kilos recolectados

La Expocruz, Feicobol, Fipaz, conciertos de #MusicaVIVA y otros donde tenemos contacto masivo con la población, han sido los escenarios elegidos para nuestra campaña de concientización para el reciclaje de residuos eléctricos y electrónicos, dándoles un destino final responsable.

Este trabajo se realiza en alianza con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, las empresas REEcicla, BOLREC, Swisscontact, GIZ de la Cooperación Alemana, el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz y la Universidad Católica Boliviana, con quienes estamos trabajando en el acopio de los RAEEs o e-waste, certificando el destino final de todos los componentes y exportando aquellos que pueden ser nocivos para la salud y que son tratados de manera automática en otros países.

Sólo en Bolivia, se deshechan 2 millones de celulares al año